Las cosas simples logran el éxito empresarial

Edgardo Echazú es el Director de Gestión de Control, Calidad y Auditoría Interna y tiene como objetivo principal hacer cumplir los procesos de la Compañía. La Caja de Diamantes, la capacitación, la comunicación, un buen ambiente laboral y el logro de las cosas simples son algunas de las claves que tenemos para alcanzar las metas propuestas.

¿Qué es La Caja de Diamantes y que significa para su Dirección contar con esta herramienta?

La Caja de Diamantes es parte de la cultura de Securitas, es una herramienta válida y totalmente aplicable a nuestro trabajo diario. Al seguir sus pasos, podemos ver el objetivo de mi Dirección: un mejor servicio, un mejor negocio, una mejor atención al cliente y sobre todo una mejor cultura de trabajo. 

¿Qué tan importante es ajustarse a los procesos?

La razón de ser de mí área es el cumplimiento y seguimiento de las normas ISO. La ISO 9001, de mejora continua, es un método de trabajo por procesos y, hoy en día, las Empresas se apoyan en ellos. En este tiempo de Pandemia el cumplimiento exacto de un protocolo minimiza los riesgos y esa es nuestra meta.

¿Cuáles serían las áreas estratégicas a la hora de implementar estas normas y protocolos?

En toda Empresa el control es una herramienta que asegura el cumplimiento de un proceso, de una norma, mientras que el aliado estratégico es la capacitación. Dentro de una cultura empresaria la capacitación es uno de los pilares que no pueden faltar porque hace más profesional a la persona, y como resultado podemos brindar un servicio de mayor calidad.

¿Qué rol le da a la comunicación para que esos procesos se conozcan y se internalicen?

Securitas tiene como cultura una organización plana, es decir, la cercanía del Presidente con el colaborador es estrecha y efectiva de manera tal, que puede llegar con el mismo mensaje a toda la Compañía, sobre todo al colaborador más importante: el Guardia, quién nos representa en el servicio.

¿Cuáles fueron los desafíos que se fijó al ingresar a Securitas?

Ingresé con la expectativa de pertenecer a la empresa de Seguridad Líder del mercado. Un buen líder busca mejorar las condiciones de trabajo de su colaborador humanizando las tareas y fidelizando a su principal cliente, nuestros Guardias.

¿En qué situación se encuentran hoy?

Hoy nos encontramos en medio de la pandemia y estamos comprobando que el acompañamiento y las medidas de prevención y seguridad que adoptamos para cuidar a nuestros más de 11.000 colaboradores fueron las indicadas. Hoy, con el trabajo del Guardia de Seguridad se visualiza la importancia de esta industria como actividad esencial. Hay una reivindicación del servicio, de la persona que se expone para cuidar al otro desde el concepto general de cuidado.

¿Qué nos dejará como enseñanza esta situación?

Lo más importante que nos deja esta crisis en una organización como la de Securitas es el trabajo en equipo. Acá nadie en particular es el dueño de la solución. Por el contrario, a partir del equipo que formamos hemos logrado estos resultados. Otros aspectos claves fueron la contención, la prudencia y la cercanía a nuestros Guardias que brindan el servicio de la mejor manera. 

Asimismo, Securitas es una empresa que brinda oportunidades a las personas. Hoy somos un equipo liderado por Alberto Pizzi que busca que nuestro colaborador esté contento, reciba un salario por su trabajo y de un buen servicio. Si lo analizamos, son cosas simples y sin embargo es lo que logra el éxito empresarial. Las cosas comunes hacen las cosas importantes y esa es la política actual que lidera nuestro CEO.